En Kinderapia también cuidamos de las personas adultas, ayudamos a todo aquel que pueda sufrir algún conflicto o problema emocional. Quizás alguna vez bajo circunstancias normales habéis notado algo parecido a un nudo interior que produce malestar, así como un estado general de descontento o tristeza y que necesitamos resolver para poder seguir manejando las demandas de la vida diaria. Son un tipo de molestias que no se observan de una forma visible, pero que sin embargo, sí se sienten y pueden causar dificultades de pensamientos, sentimientos, conducta  y de relaciones personales.

Muy a menudo los problemas emocionales vienen derivados de lo que se denominan crisis vitales, que son todos aquellos hechos que ocurren y hacen que nuestra vida cambie repentinamente. Estaríamos hablando por ejemplo de una separación, la muerte de algún ser querido, problemas económicos, despido laboral, un trabajo nuevo, el diagnóstico de alguna enfermedad así como crisis relacionadas con la edad física y mental de la persona, crisis de la adolescencia, edad adulta o tercera edad, en resumen, acontecimientos que implican un conflicto y nos obligan a tomar decisiones, que no siempre son fáciles, ni nos sentimos capaces de tomar.

Cada crisis nos confronta con la posibilidad de elegir aceptarla conscientemente o resistirnos y defendernos de ella con todas nuestras fuerzas. En ese momento es cuando decidimos si va a constituir una amenaza en nuestras vidas o va a ser una oportunidad de aprendizaje para crecer.

En Kinderapia os ayudamos a construir una buena salud emocional, que os ayude a solventar mejor estas crisis y conflictos emocionales que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas.

Más concretamente nos referimos a poder alcanzar los siguientes objetivos: 

  • Identificar, comprender y regular nuestras propias emociones
  • Ser conscientes de nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos
  • Modificar las conductas inadecuadas que puedan aparecer
  • Afrontar eficazmente los problemas.
  • Sentirse bien con uno mismo y tener relaciones sanas con los demás

En definitiva, aprender maneras saludables para afrontar el estrés y los problemas que puedan presentarse en el camino de la vida.

No debemos olvidar que un problema o una crisis, nos proponen siempre un cambio y en ese cambio es donde está la gran oportunidad para mejorar.

“ No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”  Charles Darwin.

Últimos posts