Las nuevas tecnologías, y especialmente la era “digital”, han cambiado de una manera muy profunda cómo los niñ@s y adolescentes aprenden, se divierten, cómo interactúan con amigos y cómo se relacionan con la familia y la escuela.

Hoy en día el tema del uso de las nuevas tecnologías en adolescentes y niñ@s es para muchos padres contradictorio. Por un lado, temen el acceso a tanta información, ya que a menudo esa información es falsa o peligrosa y presentada sin preocupación alguna por el bienestar emocional del lector, llegando incluso a distorsionar la realidad. Y por otro lado, los padres están contentos con las oportunidades cuantiosas que las nuevas tecnologías ofrecen para sus hij@s.

En la sociedad moderna, muchos de los niñ@s y adolescentes usan su tiempo libre con tablets o teléfonos inteligentes en lugar de socializarse cara a cara con sus compañeros, llegando a ser prisioneros del mundo virtual. Por eso es muy importante imponer unos límites y regular el acceso desde muy pequeños. La adicción a Internet genera problemas de desarrollo e integración en la sociedad, fracaso escolar, así como también dificultades en gestionar la frustración. Los niñ@s se vuelven más irritables, desafiantes, llegando a ser violentos si se les deniega el acceso al ordenador o al teléfono.

Algunos consejos para prevenir y resolver este problema de los niñ@s en la sociedad moderna serían, por ejemplo:

  • Educar con el ejemplo ya que es primordial que los padres tengan un uso adecuado de los dispositivos móviles y del internet delante de sus hij@s. Como por ejemplo, no utilizar el móvil durante las comidas familiares, etc.
  • Limitar el tiempo que el/la niñ@ dedica a los dispositivos electrónicos dependiendo de su edad. Por ejemplo, si tienen entre 3 y 8 años los niñ@s deberían utilizarlos bajo la supervisión o junto con los padres y nunca más de una hora al día.
  • No utilizar las nuevas tecnologías como un chupete emocional. Se tiene que trabajar la frustración sin utilizar la tablet o el móvil como método de relajar o calmar al niñ@. Muchos padres los utilizan también como una niñera al querer tener un tiempo libre para ellos.
  • Tener el ordenador en la zona común ayuda en la comunicación, facilita el control parental así como favorece pasar más tiempo en familia.
  • Animar a que salgan con los amigos, que no se relacionen solamente vía Whatsapp o Facebook. Pasando tiempo con los amigos y compañeros les ayudará a desarrollar habilidades sociales.
  • Animar a los pequeños a pasar más tiempo al aire libre en la naturaleza. Hacer salidas en el parque, visitar sitios nuevos, etc.

La tecnología seguirá siendo una parte inmensa de nuestras vidas. El mundo digital nos brinda a todos los beneficios de la comunicación, del juego, hace que el aprendizaje sea más atractivo e interactivo, nos da acceso a la información, nos facilita la  planificación, etc. Todo esto es positivo para los niñ@s, dentro de unos límites bien definidos y con unas reglas de conducta bien establecidas.